Fundación Siglo para el Turismo y las Artes de Castilla y León

Junta de Castilla y León

El MSM de Castilla y León inaugura la exposición "Danger. Peligro en la mina"

El Museo de la Siderurgia y la Minería de Castilla y León ha inaugurado el día 30 de septiembre una nueva exposición temporal ‘Danger. Peligro en la mina’, que muestra los principales accidentes que ocurren en el trabajo minero, y que permanecerá en el museo hasta marzo del año 2018.

'Danger. Peligro en la mina' recoge los principales accidentes que ocurren en el trabajo minero, sus causas y consecuencias, así como las medidas de prevención y los medios con los que cuentan las empresas mineras para actuar en caso de accidente.

La exposición, comisariada por el historiador de la minería Fernando Cuevas, cuenta con la colaboración del Club de Entibadores Palentinos, que ha realizado una fiel recreación del interior de una explotación minera, con cinco galerías en las que se simulan diferentes tipos de accidentes, vinculados a derrumbes, derrabes, inundaciones, explosiones y golpes.

La muestra también recoge testimonios de mineros y viudas de mineros que relatan en primera persona graves accidentes ocurridos en el interior de la mina. Con esta exposición, el museo quiere rendir un homenaje a todos aquellos trabajadores que un día perdieron su vida trabajando en la mina.

El trabajo en la minería subterránea, y especialmente en la del carbón, es considerado uno de los más peligrosos que existen. Los mineros desarrollan sus labores en un ambiente antinatural como es el interior de la tierra. Las fuertes presiones de la montaña, los gases letales que hacen irrespirable la atmósfera minera, la utilización de explosivos en lugares cerrados, la posibilidad de encontrarse con aguas subterráneas, los espacios reducidos donde es difícil maniobrar con maquinaria, la escasez de iluminación o el estrés generado por condiciones tan extremas en el lugar de trabajo, son solo algunos de los innumerables factores que han hecho de la mina el lugar propicio para los accidentes laborales.

No es de extrañar por tanto que grandes catástrofes hayan salpicado la historia de las explotaciones carboneras. Autoridades, obreros y empresarios vieron la necesidad de combatir estos problemas.

La prevención como medida más eficaz, nuevos adelantos, como la lámpara de seguridad, que se anticipaban a los posibles peligros... cualquier medida era buena para evitar el tributo de sangre que la mina siempre ha exigido.